viernes, 15 de enero de 2010

Mentiras.


Sentirte de nuevo, aquí con tus manos recorriéndome de pies a cabeza y las mías haciendo lineas en tu espalda es muy placentero. Volver a besarte, respirarte y sentirte mio. Al fin uno cae en los pies del otro y morimos así como lo dije una vez: en un amor tasito y tan presente a la vez. No te vayas, juro que seré discreta, esto queda entre tu y yo. Maldito eres cuando haces ese espiral en mi rodilla y me haces darte hasta el cielo que no toco ni con la punta de mis dedos. Maldita soy cuando te miro fijo y luego te beso suavemente. Eso te hace cargarme y alcanzar el bendito cielo que me haces darte. Gracias por entregarme todo de nuevo. Gracias por decirme que yo soy mas que eso.

Gracias por decir: Esto fue todo un sueno. Es hora de despertar.