lunes, 25 de enero de 2010

Shock


Acabo de ver una de las peliculas mas cursis, maravillosas, tristes y deprimentes sobre la faz de la tierra: The Notebook. Nunca la habia visto, lo se: es triste. Estoy llorando desesperada y no se que hacer con mi vida en este momento. Pasan tantas cosas buenas y malas, tengo tanto por esperar. Tanto por ver, sentir, probar. Pero solo lo quiero contigo. Acabo de escribir el mensaje mas cursi que hay y lo leiste. Simplemente no lo borraste y reiste de mi. Hoy estoy desesperada, mucho. Quiero gritar, sonreir, sonar, cantar, bailar y llorar. Todo al mismo tiempo. Dios, no puedo mas. Aparte, estoy sola ni mi hermana esta aquí para llorar conmigo o simplemente reirse de mi un rato. Extrano tantas cosas. A ti. Tus manos deslizandose en mi pelo, mi mirada idiota contra la tuya. Extrano a esa jeva que siempre me critica cuando lloro por amor. Claro, amor. Que triste es estar enamorada sola. Bueno equis. Extrano besarte, llamarte, colgarte, decirte adios y saber que no te iras. Ahora cada vez que me despido el miedo hace acto de presencia. Quiero escribir algo sobre el amor eterno. Eso que todos llaman: perfeccion. Pero que yo creo que es la cosa mas inutil que hay. Claro, sin el no vivimos y ya. Quitame el aire pero no el amor. Okay, me pase de cursi. Perdon, para mi el amor eterno no es el que dura toda la vida, sino el que en poco o mucho tiempo se queda alli. Guardadito, tranquilo esperando a salir de nuevo de tu cuerpo. Amor eterno es mirar a alguien a los ojos y saber que no se puede olvidar. Creo. Y asi de nuevo voy a esperar todo el tiempo que quieras, un ano, dos, tres. Sola? No. Espero que mi hermana traiga chocolate con ella, esto va para largo. Verdad Sisy? Perdon, no quiero molestarte. Mejor me callo la boca y empiezo a ver Romeo+Juliet a ver que se me ocurre que puedo hacer con esta vaina.