lunes, 18 de enero de 2010

Y no solo basto un error

O dos. O tres. No importa cuantos, de todos me arrepiento. A todos los recuerdo. En este momento no quiero estar aquí. Quiero estar contigo, quiero sonreirte y decir que todo esta bien. Quiero abrazarte y besarte lentamente. Quiero que me digas que Dios es grande y quiero que me respires profundamente. Como extrano todo, como tengo rabia de haberte dejado ir asi nada mas. No se como, ni cuando. Pero simplemente un dia, me di cuenta de que ya no estabas, me di cuenta de que al despertar no sonaria el telefono. Tendria que llamar yo y no lo hice. Que idiota. Dije que daria todo por ti, pero no puedo hacerte ni una puta llamada, no quiero rogar. Y sin hacerlo me sirve, aun asi estas. Y yo estoy. Creo. Solo bastaron tres, cuatro o cinco besos para volver a tenerte. Solo bastaron tres palabras para que fueras mio por un minuto. Yo alguna vez te heche de mi cuerpo, yo alguna vez te dije basta. Hasta que volviste, desde alli yo no te solte: te fuiste solo.

Yo alguna vez te bese asi, justo como esta foto. Eramos iguales, es mas creo que podriamos ser nosotros.