lunes, 15 de marzo de 2010

Creer,

A veces quiero creer. A veces no. A veces quiero mandarte a la mierda. Pocas veces. Pero hay veces. A veces te quiero obligar a estar conmigo. La mayoría del tiempo. A veces creo. A veces no. A veces te miro y se me ilumina el rostro. Veo un arcoiris en el cielo y se me sale lo marico. Solo cuando me miras lindo. A veces te veo y solo me dan ganas de meterte un golpe y besarte. A veces me tocas y es como chispas. Electricidad. A veces me tocas y es un respiro. Siempre es bueno que lo hagas, aquí no interviene mi bipolaridad. A veces si no estas todo es mas dificil. A veces no. A veces cuando me dices te amo me pongo feliz. A veces creo que lo haces por salir de paso. A veces mi cabeza se llena de dudas. Mis ojos de lagrimas y mi piel se tensa. A veces aunque no te vea te siento tan cerca que simplemente sonrio. A veces no soporto tenerte cerca y que hagas como si estuviesemos a kilometros de distancia. A veces si. A veces no. Todo cambia. Con el tiempo. Con las acciones.

A veces, miento. O mejor dicho: todas las veces miento cuando digo que no te creo que me amas.