sábado, 24 de abril de 2010

Dudo.


Se que no debería tenerlas. Pero ahí estan, dudo de el, de mi mama, de mis amigas, de mi hermana, dudo de la gente, dudo del tiempo, dudo del amor, dudo del olvido. Dudo, dudo del mundo entero. No se que creer, yo siento y veo lo que quiero, es mas, en muchas ocaciones lo tengo. Pero no se porque, no se porque tengo dudas. Sera que dudo porque me das con que dudar? Creo que es eso. Creo que andar besando y amando tambien a otras por ahí no simboliza amor puro. Creo que eso me hace dudar de lo que sientes. Creo que estar solo cuando te necesito no es amor tampoco. Pero aquí va lo bueno, estas, siempre. Creo que no es mentira, sino miedo. Creo que tambien dudas. O dudo que tu lo hagas. Dudo porque no me dices que me amas. Dudo porque no me llamas ya. Dudo porque a pesar de todo esto, siento escalofrios al ver tus ojos y eres capaz de sonreirme en el momento mas dificil. Dudo porque cuando me ves y me besas se que es distinto para los dos. Dudo porque cada dia te amo mas y aun asi cada dia te tengo mas lejos. Dudo porque se que todo puede volver a ser como antes. Dudo porque no se que ponerle a nuestros 8 hijos. Dudo porque no decido si ser bohemia o hippie. Dudo porque no atiendes el telefono. Dudo porque no te vere. Dudo. Dudo. Dudo. Ya basta. Las dudas me tienen harta. Solo quiero saber una cosa. O mejor dicho, solo quiero decir una cosa: no dudo de todo lo que paso, no me arrepiento. Y si, sere una ilusa para la gente del mundo. Pero no dudo que me ames.

Ah y se me olvidaba, dudo de mi.