lunes, 5 de abril de 2010

Mi deseo es posible.

Hoy nada es imposible. Te siento tan cerca. Se que no te iras. Se que no sera el fin. Gracias por decirme la verdad, por no ocultarme un error. Gracias por al menos tenerme esa confianza. Gracias por decirme: Alejandra, no es cuestion de esperanza, sino de fe. Hoy no tengo mas nada que decirte. Hoy estoy tan feliz. Te espero tranquila, porque se que ya estas cerca. Se que me necesitas, que me quieres y que no soportarias perderme. Se que no necesito recuperarte, porque tambien se que nunca te perdí. 









Son las 11:11 y pediré mi deseo.


Solo que esta vez, se que no es imposible. Nada es imposible y menos si se que seras eterno.