jueves, 6 de mayo de 2010

Paciencia.


No se porque todavía espero. Porque sigo aquí sentada con un nestea en la mano, viéndote tan tranquila. Porque todos los días mando el mismo mensaje sabiendo que no vas a contestar, sabiendo que hay otras, sabiendo o mejor dicho: sin saber, pero sintiendo que ya no soy lo mismo. Pero creo que descubrí porque me quedo a esperarte, a desear siempre que vuelvas, a no perder la fe ni la esperanza, a sonreirte y mirarte siempre a los ojos. No me quedo por mi. No me quedo por nadie mas que tu. No me voy por mi. Porque simplemente saber que bueno, a pesar de todo no te has ido me hace sentir bien. Alimenta mi paciencia. Que cada día, aleja mas su limite. Cada día se cansa menos, en fin cada día te tengo mas cerca.