domingo, 23 de mayo de 2010

Perderte.


Se que he hecho mal. Celos; miedo; llanto; gritos; golpes y todo lo demás. Pero tu tampoco has sido perfecto. Entiende, todos nos equivocamos, olvidamos y volvemos a recordar. Pedimos perdón y todo sigue bien. Como siempre, las heridas dejan cicatriz y eso trae malos recuerdos. Verme en el espejo y que no estés tu sonriendo detrás es difícil. De verdad te lo digo: yo no quiero olvidar. Perderte seria duro y no planeo dejarte ir tan fácil. Mucho menos por otra persona. Yo a ti te espero, siempre. Ahora, quieres que sea feliz? Hazme feliz. Con dos palabras lo solucionas. Hoy no te voy a dejar olvidarlo todo por culpa de ella. Manana te voy a besar, para que te des cuenta de que siempre voy a ser distinta. Con defectos y todo, siempre nos vamos a querer.

Sabemos que si nos perdemos; nunca será para siempre. Porque ninguno de los dos se ve sin el otro.