viernes, 9 de julio de 2010

Nunca es adiós y no te vas a ir. Oíste?


Bueno, todos sabiamos que este momento llegaria. Desde hace 3 meses estamos seguros de esto, pero lo evitamos porque duele. Si, personalmente alivia mi rabia y mi ira. Calma mis sentidos cuando se ponen egoistas con lo que fue mio. Pero para mi alma, queda un vacio. Algo que no se llena, algo que era demasiado grande ya para que algun error o algun idiota lo borrara. Algo que en muchas ocasiones, llame amistad. Algo que duele dejar, pero al final nunca se deja; siempre se vuelve. Siempre hay una esperanza. Y si, es patetico y triste que la distancia separe a la gente, pero no lo hara. Lo aseguro, tu fuiste una de mis mejores amigas y como dije, eso nada lo cambia. Pasado es pasado. Hoy es hoy. Manana ya se vera. Asi que no dire adios porque sinceramente no te vas. Tu te quedas, en la pared de mi cuarto, en mi messenger, en Facebook, en mi ropa. Te quedas en mi risa y en mis recuerdos. Eso es seguro, no creas que te vas de aquí Daniella. Gracias por siempre haber estado y por decepcionarme. Gracias por hacerme dano y porque si no hubiera sido por ti, no me hubiera dado cuenta de que de verdad amo al hombre de mi vida. Gracia chama, por ser asi. Por tus defectos que duelen, por todo lo malo. Gracias por ser la persona con la que aprendi que nadie es perfecto y que a veces, las deciciones que se toman pueden lastimar a los que quieres, pero tambien abrirles los ojos. Gracias Daniella, por ser una de mis mejores amigas a pesar de tus defectos y los mios. A pesar de los errores, a pesar del dano.

Gracias por siempre haber estado aquí. Y porque se que estaras. Te amo Sardi.