martes, 3 de agosto de 2010

El que entienda este post: un premio.

Dudo que mucha gente entienda a lo que me refiero cuando digo que: Te llevo encima, te llevo en mi piel.
Algunos pensaran que es por mi tatuaje nada mas, pero no es solo por eso. Es por todo. Lo que no dire y por lo que algunos saben.
Es porque al verme en el espejo del ascensor, te veo a ti. Besando mi cuello y lanzando mi cartera al piso. Muerto de la risa mientras, marcas con intenciones poco inocentes el piso 23.
Oh si, amado piso 23.
Y asi vamos bajando las escaleras, entre risa y risa. Entre beso y beso llegamos a mi casa. Abres la nevera y te quitas la camisa.
Un rato de Facebook, un rato de Twitter. Nos burlamos de una pelirroja por messenger y reimos entre besos y 'Te amo' en frente de mi computadora.
Luego, darle unos cuantos golpes a mi nevera de Barbie porque no tenia hielo. Cocinar algo facil, pasta de 5 minutos marca Ronco y una chuleta para mi.
Luego, dejemos de un lado detalles. Solo dire que siempre es distinto. Siempre es bello. Siempre somos juntos, algo diferente.
Llenos de palabras, llenas de verdades.
Llenos de miedo y de espera.
Llenos de vida, de amor, de muerte, de felicidad, de confianza.
Siempre, en cada una de las 5 veces, hemos tenido una "A".
Luego, leimos la Cosmo, o la lei yo, porque si la lees tu no tiene gracia.
Agua, platanitos, doritos, mi short rosado y tu camisa verde.
Tu gorra al pie de mi cama y la mia encima de la mesa.
Tu rayando debajo de mi cama, alguno que otro recuerdo para que mi mama no se diera cuenta de tu presencia.
Y asi fue, entre beso y beso, se cumplio tu mayor sueno, tu mayor fantasia. Fue utopico no. Yo le doy y tu tambien.
Y asi pasamos juntos, la mejor 1:45 minutos de mi vida.
Entre mis besos y tus manos. Entre tus palabras y mis dedos. Entre tus promesas y mis reclamos, tus miradas y mis gritos, tus risas y mis quejas y entre los jalones de pelo y mordiscos, te quise y te tuve mio por segunda vez.
Pero sabiendo que no por ultima.
Claro, cuando sabia que te volveria a ver. Cuando al acostarme en mi cama, no me ahogaban los recuerdos y no sentia tus brazos de nuevo al rededor de mi cintura, empujandome hacia tu cuerpo cada vez mas cerca. Cuando al entrar a mi cuarto sonreia contigo recordandote en mi piel y no se me ponia chiquito el corazon al ver que no estabas abrazandome por la espalda.
Por eso, estas en mi piel, por todos los pequenos detalles que tuviste, desde hacerme tuya y hacerte mio, hasta hacerme pasta.
Por todos los dias juntos que convertimos en noches llenandonos lentamente y con la luz apagada de besos.

Por eso estas y estuviste en mi vida. Y creo que seguiras estando. Porque verte debajo de mi sabana con una sonrisa no se olvida. Porque las palabras y promesas no fueron en vano.
Porque fuiste tu y mas nadie. Por eso, estas en mi piel.

Espero que lo entiendas todo.