miércoles, 17 de noviembre de 2010

Desde los 15, me toca fregar a mi.


Y así lo veré. No solo como que crecí un año mas. Como que, entre mis 14 y mis 15 años, he cambiado de una manera INCREÍBLE.He amado, he hecho cosas que creí que no iba a hacer en toda mi vida, he visto gente sufrir y he hecho gente sufrir, he llorado, he cantado, he vivido sin pensarlo dos veces en este ultimo año de mi vida.Todo lo he aprendido hacer con pasión y sin miedo a nada. La vida es corta y a penas tengo 15 años. Lo necesario para gozarmelos completos, llenos de besos e imágenes literarias: si mama, todas las imágenes que yo quiera.
El amor de mi vida me correspondió durante mucho tiempo y creo que con una hermana del alma, aprendí el verdadero significado de la amistad.
Me tatué el sinónimo de mi vida; la razón por la que estoy aquí; las lágrimas que han nublados mis ojos; las risas que colman mis mañanas y el amor de mi vida en la cadera.
Perdí miles de noches entre vicios y recordé miles de cosas que no debí.
Vi cosas, que cambiaron mi vida y algunas que me hicieron un poco mas lo que soy.
Sigo amando como si no hubiera otro día al mismo hombre. Sigo decidida a luchar por el. Sigo viéndolo con los mismos ojos con los que lo vi en la penumbra hace 2 años cuando no debía.
Confié en la persona que no debía, pero esta no quebranto mi confianza. Ni siquiera por las peleas y los rumores. Ni siquiera porque ya no nos hablamos ha dicho mi mayor secreto. Prefiero pensar que lo olvido a que tiene la llave de mi vida entera.
Grite como si mi voz fuera infinita y he caminado 21 kilómetros acompañada de mis lamentos.
Crecí encima de sus besos. Me crié rodeada de sus manos. Y acompañada de sus palabras despedí a la infancia que invadía cada pedacito de mi con un beso.
Llore hasta la poca vida que me queda. Llore hasta los recuerdos que perdí. Llore cada centímetro de mi. Llore mi alma entera, hasta quedar completamente empapada.
Sentí todo lo que pasaba por mi cabeza como sentimientos extraños.
Aprendí a confiar y a cerrar los ojos, solamente en 2 personas.
Conocí y quise a una persona que no pensé que nunca conocería, esa persona que si tiene la llave de mi vida, esa persona que es mi nueva amiga.
Soñé hasta con volverlo a besar.
Cante con la poca voz que me queda, luego de ser vilmente callada por el ruido de la calle.
Abrí los ojos y me vi en el espejo. Por primera vez en toda mi vida, yo, desnuda frente a un espejo, era todo lo que quería. Solo pendían de mi, el collar que el me dio y mi tatuaje. Como en mi vida diaria, tan tranquilos ocupando su espacio en mi cuerpo sin estorbar o pedir permiso. Sin hacer ruido pero afirmando su presencia, ahí están.
Me llene de pintura hasta la ropa interior.
Baile como no lo se hacer, hasta que me salio bien.
Cometí errores imborrables de su memoria y satisfactorios para la mía.
Hice daño, al amor de mi vida y a los otros que quise.
Mentí y dije que eso era todo.
Caí sin destino mas que el abismo y fui levantada.
Tome 8 pastillas en una noche y sobreviví.
Me deje crecer el pelo.
Corrí aunque no supiera como hacerlo, hacia sus brazos.
Pedí perdón miles de veces sin razón alguna.
Reí hasta flanquear en mis piernas e hice cosquillas mientras veía el amanecer.
Adopte un gato.
Me fui de mi casa hasta encontrármelo a el.
Me volví a enamorar de la misma persona, con cada amanecer.
Y todo esto, lo seguiré haciendo.
Amando todo lo que hago, cada día, cada noche, cada tarde o amanecer. Todos los minutos sin arrepentirme de los días y noches que le di. De lo que llevo en la cadera. De lo que dije o sentí.
Sabiendo que, ha sido mi mejor año y que la vida sigue porque no estoy sola.

De nuevo te llevo dos años; y me toca fregar a mi.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Porque siempre hay días que te dejan con las uñas comidas.



Por esos 5 días que yo le di. Por los miedos que le metí en el cuerpo. Porque apareciste en su vida. Creo que, es por el maldito día a día que vivo con el que nada será igual nunca. Creo que, por el maldito final que tuvimos, fue cuando te hizo creer.
A veces creo, que nadie lo hará tan terco como tu lo hiciste.
Tan sincero, como yo lo hice.
Tan cuidadoso como tu lo enseñaste.
Tan poco querido como tu lo hiciste sentir.
Tan débil que se me desvaneció en lagrimas en los brazos.
Tan inseguro del futuro, como nosotras juntas lo enseñamos.

Porque tengo miedo de olvidar y no lo haré. Porque cuando lo encontré a el, encontré lo que me faltaba y una alma gemela a quien recordar hasta mi muerte.
Porque el no cumple sus promesas.
Porque por ninguna de las dos nado el océano; pero a ti te devolvió la vida y a mi? Me dio la suya.
Capaz, aunque no creamos en el destino, estaba provisto que el fuera mi razón de despertar y el que, por un tiempo, te despertó haciendote creer que el amor existía. Pero es mentira: No existe.Capaz, que apareciera frente a nosotras, fue una excepción.
Porque a cada una de nosotras nos cambio y nos cambia.

Por que se fue?
Porque tenia tiempo sin fingir.
Amandome a mi, escondido todas las noches y amandote a ti, a voz en cuello de día? Necesitaba quedarse callado y mirarme de reojo para ser el mismo de nuevo.

Porque así fueron las cosas. Porque lo amo. Y lo haré, porque tengo un miedo nunca visto de perderlo aunque ya no sea mío. Y porque las dos sabemos que lo que yo di, nadie.
Por eso no vuelve, porque sabemos que no lo hará.

Btw, la bicha tiene twitter.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Hubiera sido mas fácil.



Creo que estamos como en la foto de arriba.
Yo, estoy clara que las cosas cambiaron, estoy clara que ya nada es o sera igual. Pero también estoy clara, que gracias a todo lo que ha pasado, podría ser hasta mejor.
Te extraño y quiero estar contigo.
Se que aun piensas en mi, al menos 5 minutos al día. Que cada vez que me lanzas un hielo o una papita frita, me estas devolviendo parte de lo que me habías dado, y tan de repente me arrebataste de un beso.
Ayer, estuve hablando con un amigo, que seria mucho mas fácil, saber cual seria el ultimo día de todo.
Se valoraría mas, cada segundo y cada palabra. No cometiéramos errores y no habría miedo.
Si yo, el 21 de mayo, hubiera sabido que, esta seria nuestra ultima noche, nuestros últimos besos calmados y nuestras ultimas tomadas de mano sin miedo, al día siguiente te hubiera dejado ir tranquilo, pero sabiendo que volverías.
Si tan solo ese cigarro que nos fumamos hubieran sido 2; y si los besos que nos dimos hubieran sido mas largos y si tan solo hubiéramos vuelto a amarnos sin miedo y no hubieras esperado una noche mas, no te hubieras ido.
Si no hubiese llovido y hubiéramos caminado juntos hasta sudar y volverlo a hacer una y otra vez.
Si no te quise tanto como lo dije, hubiera sido mas fácil dejarte ir.

Es que, verte caminar lleno de furia, miedo y lágrimas en los ojos y sabiendo que seria la ultima noche llena de nosotros, hubiera sido mucho mas fácil, sin la esperanza que llenaba mis venas. Si tan solo hubiera sabido que, nada seria igual, que no regresarias que, seria el adiós definitivo, como mínimo, hubiera pedido disculpas. Pero no, la vida y el tiempo fueron crueles conmigo, me olvidaste como a las lágrimas que brotaron, lenta y suavemente de tus ojos. Me dejaste ahí, hasta que mi mama llegara, sonando que ibas a regresar. Esperando sola, porque ni tatuaje tenia a que volvieras a decirme que olvidarme no podías.
Me dejaste, llena de tus dedos y tus manos, llena de ti y de tus besos. De tus pestañas en mi dedo pulgar pidiendo deseos juntos. Me dejaste sola, con una sonrisa tonta de esperanza, los ojos llenos de lágrimas, sonriendo, sentada y vacía de ti.

Y si, creo que estamos como en la foto, porque ellos capaz no saben que la ultima vez en la que, el le dijo a ella: “Yo te amo, quiero estar contigo y quiero pasar el resto de mi vida contigo.” Podía ser la ultima noche real, que los llenara de brisa y de pasión, de frío y del humo del cigarro que nos fumamos esa noche. Compartido claro, como siempre lo hicimos con todo.
Yo aun te amo y quiero que lo sepas.
Tu morirás callado, pero mueres de ganas de solo decirme a mi la verdad. Que, aquí entre nos, ni yo se que es.