martes, 28 de diciembre de 2010

Kelsey.


Kelsey no es nadie. Kelsey es todo lo que sintió alguna vez, una tipa enamorada. Kelsey soy yo. Un problema. Una vida. Un amor. Un recorrido. Un fin y un comienzo. Quien es Kelsey? Kelsey somos todas las mujeres que han querido alguna vez. Es nada mas un vicio. Cuando se es Kelsey, no habrá nada que te haga olvidar el porque lo eres. Puedes dejar de querer al que te hizo Kelsey, puedes no necesitarlo, odiarlo incluso. Pero olvidar quien te hizo Kelsey? No.

Kelsey tiene miedo. Es mas, no creo que Chelsea alguna vez haya creído en el amor. Chelsea y no Kelsey, porque por culpa de la primera Kelsey nació. Gracias a que Chelsea estaba muy ocupada queriendo y despechándose por alguien que no la quería, al menos no en ese momento, estaba un Mason para ella. Lo aprecio? No. Lo quiso?No. Ojala ese hombre tan sincero, ese que iba a nadar el océano por ella así llegara ahogado, haya conseguido alguna Marilyn o Ashley que si lo aprecie. Ser Kelsey es no apreciar lo que tuviste. Ser Kelsey, es perder lo único que te ha valorado de verdad y solo mirar atrás cuando ya no es tuyo. No todas las niñas son princesas; todas son Kelsey. Si, porque alguna vez rechazaron un hombre o mujer, según tus gustos. Absolutamente todas hemos querido alguna vez, y saben que? También rechazado a alguien que nos quería.

No eres Kelsey, gracias al hijo de puta que te dedico esta canción por salir del paso y luego se la anda regalando a otras. O puedes serlo porque alguien lindo y que te quería de verdad, te dedico esa canción de corazón. Yo confío que el que me da dedico a mi lo hizo por algo, y no por conquistarme y ya. También eres Kelsey por el que, sin conocer esta canción, logro que, luego de que lo dejaras, cada vez que oigas Kelsey, recuerdes que lo dejaste ir sin darte cuenta de que lo querias. Porque estabas ciega. Ser Kelsey es no ver mas allá del que paso por tus sabanas. Ser Kelsey es tener miedo de amar, aun asi haciéndolo, porque quisiste al que dejaste y aunque no lo quieras, sigues pensando en el. Ser Kelsey, no es estar enamorada. No es amar a alguien. Tampoco lo es ser infiel. Ser Kelsey es ser pajua. Ser lo suficientemente masoquista como para esperar que cruce el océano el equivocado y con toda tu esperanza volcada en ello.

Ser Kelsey es verte en el espejo y no saber porque estas aquí. Es dudar de la cosa mas perfecta del mundo: el amor. Por no decir; lo único perfecto. Es estancarse en lo que amas con los ojos cerrados y la boca abierta; las manos atadas y descalza. Ser Kelsey es olvidarte hasta de tu nombre por despecho y necesitar algo que te traiga de vuelta al mundo tipo los libros “Hey! How to bring you up after a heartbreak.” O “How to survive divorce in 3 easy steps.” Ser Kelsey es dejar ir lo que encontraste, antes de darte cuenta que era lo que buscabas. Y sabes que? Ser Kelsey, apesta. Porque si van por ti cruzando el océano y tu no estas del otro lado, pueden esperar a que llegues, pero pueden irse por donde vinieron. Ser Kelsey no sirve, sino aprovechas que te rescataron.

Ser Kelsey es estar ahogada.

Este post va para el hombre que perdí por estúpida: juro no ser mas Kelsey, y si, estoy ahogada por lo que hice. Te extraño. Te quiero. Y no te dejaría ir de nuevo. Es mas, olvidaría mis paredes (espero que lo estés leyendo y que te acuerdes de mis paredes) por ti.

Y para una de mis amigas mas cercanas y de las mas importantes: Gracias por ser su Kelsey y dejarlo ir, espero que pueda ser yo la que lo salve de ahogarse. Hope you understand. Te amo.