miércoles, 22 de diciembre de 2010

Opuestos.


Tengo dos amigas que no creen en el amor.
Una, porque la han decepcionado de tal manera, que cree que el amor acabo.
Otra, porque nunca se ha enamorado de verdad.
Quiero hablarte hoy de los opuestos.
La segunda amiga, dice que ella no cree en el amor, porque no cree en el odio. Y eso me parece bien. Pero, que pasa si digo que si no creo en la luna, no hay sol?
No soy nadie para juzgar y decir que el amor existe. Porque no lo se.
Hay algo, puede que sea amor, puede que sea odio, puede que sea algo que no han descubierto todavía. Eso siento yo. Es algo no tiene nombre, hace daño y da vida. Mata y quita el dolor. Ese algo lo es todo. Si creo en el amor. Porque lo sentí y porque lo sintieron por mi. Pero, que pasa cuando decimos que el amor se fue? Uno de los tratos del amor es que es para siempre. Y si se acaba, rompe ese trato.
Hablemos del odio. Como odias algo que nunca amaste? O mejor dicho, como amas algo sin odiarlo antes?
Es que, amar, es encontrar la felicidad propia en la del otro. Y odiar? Encontrar la felicidad propia en el dolor o pena del otro? No.
Odiar, es simplemente decepcionarte de lo que amaste.
Pero, si odias algo que amaste, al momento de dejar de amarlo, dejas de odiarlo.
Porque, con el amor viene el cariño y el cuidado por lo que amas. Que te importe. Viene la necesidad de buscarlo y atenderlo, hasta de estar pendiente de lo que amas y que te importe lo que hace o no.
Entonces, cuando odias algo, y dejas de amarlo, también dejas de odiarlo, porque al dejar de amar, puede morir sin afectarte, puede caer y tendrás que levantarlo, puede amarte y si tu no lo haces, no lo vas a escuchar. Puedes olvidarlo y si lo olvidas, no tienes a que odiar.
Por eso el odio es mas duradero que el amor. Porque solamente, es un amor decepcionado y escondido. Y el amor, es eterno, así este oculto.
El amor y el odio son opuestos; los opuestos se atraen.
"There's only hate; because there's love."